domingo, 10 de julio de 2011

Uso domestico-horticola de plantas


El entorno que habitamos permite encontrar una gran variedad de plantas aromáticas, medicinales, hortalizas, leguminosas y hasta malezas que podemos utilizar de distintas formas, vamos a explicar cada uno de los procedimientos para obtener las sustancias esenciales que se pueden sustraer para obtener algún beneficio.

Hidrolato

Las hierbas frescas o secas se introducen en un recipiente resistente al fuego, se añade agua, generalmente que las cubra si son frescas, si son secas en proporción de 3 litros por kilo de producto seco, lo ponemos al fuego y se deja hervir hasta que el agua cambie a colores más oscuros, luego lo colamos, dejamos enfriar y ya está listo para aplicar, generalmente diluido.
Básicamente es un extracto acuoso al calor; es el método por el cual se concentran más y mejor los principios activos, especialmente las partes verdes y los tallos.

Purín

En un recipiente lleno de agua pura, se colocan las partes verdes de la planta y se tapa perfectamente. Removemos la mezcla diariamente hasta que el purín no haga más espuma, se cuela y se diluye para utilizarlo solamente en la zona de las raíces, como procedimiento, suele ser empleado para extraer principios activos de los tallos de las plantas.


Decocción

Ponemos a remojar las hierbas por 24 horas, las cocinamos durante 20 minutos a fuego lento, las dejamos enfriar y las colamos, se dice que este método es un purín hidrolatado, puesto que su forma de construcción contiene estos dos métodos; suele ser empleado cuando se trabajan principios activos contenidos en plantas muy leñosas o en troncos fuertes; su concentración de sustancias es mejor que la de un purín, pero es más baja que la que se obtiene a partir de hidrolatos.

Macerado

Las hierbas frescas o secas se machacan en agua pura y se dejan reposar 24 horas, luego lo colamos y añadimos más agua, según la proporción de dilución.
Suele emplearse con frecuencia, cuando los principios activos se encuentran en las zonas radiculares de las plantas o en bulbos de las mismas, como por ejemplo el ajo, la cebolla o el jengibre.
Extracto de flores

Las flores se desmenuzan y humedecen, exprimimos bien el extracto y se guarda bien
tapado en un lugar fresco, es bastante raro, como método de extracción de principios
activos, pero es la mejor forma de trabajar con flores, en donde generalmente se
concentran los mejores y más eficientes principios.

linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...